Los Ujieres y los Ministros de Bienvenida son llamados Ministros de Hospitalidad. A ellos se les confía promover un sentido de bienvenida y pertenencia a todos los fieles reunidos para la liturgia. Ellos son el primer punto de contacto para la celebración comunal de la Liturgia, y por eso, deben tomar medidas especiales para ser vivos representantes de la Declaración de la Misión Parroquial. Los Ministros de Hospitalidad ministran a la comunidad entera de un modo muy activo, liberando a cada persona de sus propios impedimentos personales para la Misa, por medio de una atmósfera de bienvenida. Los ministros de hospitalidad desempeñan un papel activo habilitando a cada persona para llegar a una expresión más libre de Dios en la Liturgia.

Si quieres participar en la celebracion de la misa como Ministro de Hospitalidad comunicate a la oficina parroquial o habla directamente con el Padre Lalo.